viernes, 11 de abril de 2014

¿Funciona mi relación de pareja?



Si eres una de tantas personas que con la "mosca detrás de la oreja"  te estás preguntando si  lo que pasa en tu relación de pareja  te está realmente perjudicando y todavía no tienes claro qué decisiones tomar te pedimos que estés atento/a las siguientes recomendaciones:

1) - Mi pareja se muestra agresiva la mayor parte del tiempo, me habla alto con frecuencia, me agarra o me golpea. Mi recomendación es que dejes esa relación lo antes posible, es un peligro el estar cerca de personas con estas características. Ni tú ni nadie puede hacer cambiar a una persona así si la persona no está realmente haciendo un trabajo psicológico profesional en este sentido.

2) - Mi pareja miente todo el tiempo. Si la persona con la que estás te miente puede haber diferentes razones que promuevan esa actitud, sin embargo, las relaciones de pareja sanas se basan en la confianza y en la comunicación. Si tu pareja no es capaz de entender esta realidad, entonces no comprende qué significa ser una pareja sana y por tanto no estáis en la misma onda.

3) - Mi pareja me echa en cara habitualmente situaciones del pasado o cuestiones que ya estaban habladas con tranquilidad , solucionadas y zanjadas. Las parejas deben de mirar hacia el presente y hacia el futuro, pero sobre todo al presente. Mantenerse al lado de personas que continuamente hablan del pasado y no son capaces de perdonar y de seguir hacia delante después de que los problemas se hayan hablado y solucionado puede desgastar mucho la energía de la relación. Si eres de ese tipo de personas, busca ayuda profesional, un terapeuta de pareja, para que trabajéis sobre tus inseguridades y miedos. Si sientes que todavía hay problemas o situaciones de las que hay que hablar, hazlo con tranquilidad y de manera constructiva, no lo dejes para "mañana".

4) - Mi pareja es una persona muy celosa, cree que voy ligando con todas las personas, amigos/as o conocidos/as con los/las que me encuentro y no hay motivos objetivos para pensar así . Repito, las relaciones de pareja sanas se basan en la confianza y en la comunicación. En general mucho de estos celos vienen por problemas de autoestima y comparaciones irracionales con otras personas y experiencias. La buena noticia es que, en general, estos miedos se pueden superar tomando, primero, conciencia de que existe un problema personal y segundo realizando un trabajo psicológico.

5) - Mi pareja no quiere tener sexo conmigo con tanta frecuencia como antes. Esta actitud puede deberse a diferentes factores. En principio lo más obvio es empezar hablando con tu pareja sobre si se da cuenta de esa carencia de deseo y si hay algún factor que crea puede estar afectándola en este sentido. Expresa cómo te sientes debido a esto y tu disposición a apoyarla/e. Muéstrate comprensivo/a.  A veces, cuestiones tan habituales como el estrés diario, el agotamiento y preocupaciones por otros temas son causa de este tipo de faltas de deseo.

6)-   Mi pareja, con frecuencia, utiliza expresiones en relación a mi físico o a mi modo de hacer las cosas que me resultan humillantes. Respeto y tolerancia son dos conceptos de los que no se puede prescindir en una pareja. Si sientes que tu pareja mantiene una actitud de este tipo, háblalo con ella de manera asertiva, transmitiendo que ese lenguaje te resulta agresivo e inapropiado. Si la persona no cambia su actitud, no lo pienses demasiado y no pierdas más el tiempo, esa persona no sabe valorar al ser humano que tiene delante.

7)- Mi pareja siempre busca alguna excusa para mantener una discusión, parece que quisiera estar todo el día de pelea. Si hay algo por lo que se caracteriza una pareja sana es porque funciona como una empresa donde dos socios de manera conjunta se apoyan para afrontar los problemas, disfrutar de la vida sintiéndose libres y caminar juntos. Si esto no es así y tu pareja cree que el enemigo está siempre en casa entonces es que no entiende lo que significa el trabajar en esta empresa y obviamente el futuro de la misma tiene los días contados por el desgaste energético que esta actitud produce. Si lo has intentado varias veces y tu pareja no está dispuesta a escuchar, dejarse apoyar y buscar soluciones en este sentido déjala antes de que la situación te acabe deprimiendo.    



domingo, 19 de enero de 2014

La entrada al pueblo



Después de haber atravesado un camino largo y difícil, un viajero llegó a la entrada del pueblo en el que pasaría los próximos años de su vida. Inquieto sobre la forma de ser de la gente en ese lugar, vio a un viejo que descansaba recostado bajo la sombra de un frondoso árbol y preguntó al viejo, sin saludarlo: –¿Cómo es la gente en este lugar? Es que vengo a vivir aquí y donde yo vivía las personas eran complicadas y agresivas. La arrogancia y la insensibilidad eran el pan de cada día.” El anciano, sin mirarlo, respondió: –“ Aquí la gente es igual.”

 El viejo siguió reposando. El caminante, entonces, prosiguió su camino.

 Horas después, otro viajero que también llegaba al pueblo, se acercó al anciano y le dijo:- “Buenas tardes, señor, disculpe la molestia, yo vengo a vivir a este pueblo y me gustaría saber cómo es la gente, porque donde yo vivía las personas eran atentas, generosas y sencillas.” El anciano levantó la cabeza, sonrió y le contestó: –“Aquí la gente es igual”.

 Un hombre que había escuchado ambas conversaciones le preguntó al viejo: “¿Cómo es posible dar dos respuestas iguales a preguntas tan diferentes?” A lo cual el viejo contestó: –“En vez de preguntarte cómo te tratan los que te rodean, mejor pregúntate cómo los tratas tú a ellos. A la larga la gente se termina comportando contigo como tú te comportes con ellos.”

viernes, 4 de octubre de 2013

Cuando me amé de verdad. Charles Chaplin


Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.
Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.
Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.
Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.
Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.
Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los "megaproyectos" de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… simplicidad.
Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… humildad.
Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… plenitud.
Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es…¡saber vivir!
No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.

martes, 1 de octubre de 2013

Consejo Psicológico Online. Novedades

Queridas amigas y amigos de CPO (Consejo Psicológico Online). Volvemos de nuevo a darle "vidilla" al blog y qué mejor para ello que mostrando algunas de las novedades para este nuevo año en nuestro proyecto de psicología online "Consejo Psicológico Online" www.consejopsicologicoonline.com.

Como os daréis cuenta hemos hecho cambios en el formato de la página web, haciéndola mucho más sencilla y visual con lo que se favorece la búsqueda de los temas que os interesan, como por ejemplo los contenidos en AUTOAYUDA o la búsqueda de TEST PSICOLÓGICOS para realizar vía Online, y hemos simplificado los pasos a la hora de realizar una CONSULTA ya sea dentro de nuestro servicio de ATENCIÓN PSICOLÓGICA o de ASESORAMIENTO SENTIMENTAL.

Por otro lado, seguimos manteniendo el servicio de CONSULTA GRATUITA a través de email para todos aquellos que lo solicitéis y como novedad hemos ampliado nuestros servicios de ATENCIÓN PSICOLÓGICA y ASESORAMIENTO SENTIMENTAL en dos paquetes de consulta: BÁSICO y AVANZADO los cuales ofrecen un servicio profesional mucho más integral y que estarán disponibles DURANTE 1 MES (después de realizar la demanda) para todos aquellas personas que con una mínima colaboración económica de 15 Euros nos apoyen en el desarrollo de este proyecto y en su labor social.



Finalmente agradecer la ayuda a todas las personas que nos apoyan en este proyecto, colaboradores profesionales y pequeños donantes, porque es gracias a vosotros  por lo que podemos hacer realidad el sueño de que el apoyo psicológico y el asesoramiento lleguen a un gran número de usuarios alrededor de todo el mundo con la máxima garantía de ética y profesionalidad.

martes, 18 de junio de 2013

La Ciudad de los Pozos



Hace dos semanas vino Jorge Bucay a dar una charla en la ciudad donde resido y me acerqué a escucharle. Antes de la despedida narró un cuento con la intención, creo yo, de intentar destacar una idea que a lo largo de la ponencia había aparecido una y otra vez... Esta propuesta, filosofía de vida, planteamiento del ser o como lo queráis a bien llamar es una idea que ya desde muy antiguo transcurre de boca en boca como parte de la sabiduría de ciertas civilizaciones y  que este médico argentino, el señor Bucay, a su modo (con forma de cuento generalmente) nos transmite. Yo voy a hacer lo mismo. Aquí os dejo escrito el cuento para que vosotros y vosotras libremente valoréis si puede llegar a tener un sentido práctico en vuestras vidas.


"Esta ciudad no estaba habitada por personas, como todas las demás ciudades del planeta. 
Esta ciudad estaba habitada por pozos. Pozos vivientes... pero pozos al fin. 
Los pozos se diferenciaban entre sí, no sólo por el lugar en el que estaban excavados sino también por el brocal (la abertura que los conectaba con el exterior). 
Había pozos pudientes y ostentosos con brocales de mármol y de metales preciosos; pozos humildes de ladrillo y madera y algunos otros más pobres, con simples agujeros pelados que se abrían en la tierra. 
La comunicación entre los habitantes de la ciudad era de brocal a brocal y las noticias cundían rápidamente, de punta a punta del poblado. 
Un día llegó a la ciudad una "moda" que seguramente había nacido en algún pueblito humano: 
La nueva idea señalaba que todo ser viviente que se precie debería cuidar mucho más lo interior que lo exterior. Lo importante no es lo superficial sino el contenido. 
Así fue cómo los pozos empezaron a llenarse de cosas. 
Algunos se llenaban de joyas, monedas de oro y piedras preciosas. Otros, más prácticos, se llenaron de electrodomésticos y aparatos mecánicos. Algunos más, optaron por el arte, y fueron llenándose de pinturas, pianos de cola y sofisticadas esculturas postmodernas. Finalmente los intelectuales se llenaron de libros, de manifiestos ideológicos y de revistas especializadas. 
Pasó el tiempo. 
La mayoría de los pozos se llenaron a tal punto que ya no pudieron incorporar nada más. 
Los pozos no eran todos iguales, así que, si bien algunos se conformaron, hubo otros que pensaron que debían hacer algo para seguir metiendo cosas en su interior... 
Alguno de ellos fue el primero: En lugar de apretar el contenido, se le ocurrió aumentar su capacidad ensanchándose. 
No pasó mucho tiempo antes de que la idea fuera imitada, todos los pozos gastaban gran parte de sus energías en ensancharse para poder hacer más espacio en su interior. 
Un pozo, pequeño y alejado del centro de la ciudad, empezó a ver a sus camaradas ensanchándose desmedidamente. El pensó que si seguían hinchándose de tal manera , pronto se confundirían los bordes y cada uno perdería su identidad... 
Quizás a partir de esta idea se le ocurrió que otra manera de aumentar su capacidad era crecer, pero no a lo ancho sino hacia lo profundo. Hacerse más hondo en lugar de más ancho. 
Pronto se dio cuenta que todo lo que tenía dentro de él le imposibilitaba la tarea de profundizar. Si quería ser más profundo debía vaciarse de todo contenido... 
Al principio tuvo miedo al vacío, pero luego, cuando vio que no había otra posibilidad, lo hizo. 
Vacío de posesiones, el pozo empezó a volverse profundo, mientras los demás se apoderaban de las cosas de las que él se había deshecho... 
Un día , sorpresivamente el pozo que crecía hacia adentro tuvo una sorpresa. Adentro, muy adentro , y muy en el fondo encontró agua... 
Nunca antes otro pozo había encontrado agua... 
El pozo superó la sorpresa y empezó a jugar con el agua del fondo, humedeciendo las paredes, salpicando los bordes y por último sacando agua hacia fuera. 
La ciudad nunca había sido regada más que por la lluvia, que de hecho era bastante escasa, así que la tierra alrededor del pozo, revitalizada por el agua, empezó a despertar. 
Las semillas de sus entrañas, brotaron en pasto, en tréboles, en flores, y en tronquitos endebles que se volvieron árboles después... 
La vida explotó en colores alrededor del alejado pozo al que empezaron a llamar "El Vergel". 
Todos le preguntaban cómo había conseguido el milagro. 
-Ningún milagro - contestaba el Vergel - hay que buscar en el interior, hacia lo profundo... 
Muchos quisieron seguir el ejemplo del Vergel, pero desandaron la idea cuando se dieron cuenta de que para ir más profundo debían vaciarse. Siguieron ensanchándose cada vez más para llenarse de más y más cosas... 
En la otra punta de la ciudad, otro pozo, decidió correr también el riesgo del vacío... 
Y también empezó a profundizar... 
Y también llegó al agua... 
Y también salpicó hacia fuera creando un segundo oasis verde en el pueblo... 
- ¿Que harás cuando se termine el agua? - le preguntaban. 
- No sé lo que pasará - contestaba - Pero, por ahora, cuánto más agua saco, más agua hay. 
Pasaron unos cuantos meses antes del gran descubrimiento. 
Un día, casi por casualidad, los dos pozos se dieron cuenta de que el agua que habían encontrado en el fondo de sí mismos era la misma... 
Que el mismo río subterráneo que pasaba por uno inundaba la profundidad del otro. 
Se dieron cuenta de que se abría para ellos una nueva vida. 
No sólo podían comunicarse, de brocal a brocal, superficialmente, como todos los demás, sino que la búsqueda les había deparado un nuevo y secreto punto de contacto: 
La comunicación profunda que sólo consiguen entre sí, aquellos que tienen el coraje de vaciarse de contenidos y buscar en lo profundo de su ser lo que tienen para dar..."

martes, 19 de marzo de 2013

La creatividad en las escuelas

Aquí os dejamos un enlace a un vídeo que versa sobre el importante papel que tiene la creatividad en los seres humanos y la importancia que tiene su potenciación también en las escuelas. La conferencia fue impartida por Sir Ken Robinson. Esperamos que la disfrutéis.